Carta abierta a los europeos: reflexiones del 9 de mayo, día de Europa

LA MIRADA EUROPEA publica una carta urgente a todos los ciudadanos europeos, escrita por una exalumna alemana del máster en asuntos europeos del Instituto de Estudios Políticos de París, Clarissa Göbel, que hoy trabaja para la administración regional de Renania-Palatinado (Alemania).

Clarissa GÖBEL

Querido ciudadano europeo:

Ayer fue 9 de mayo, día de la Unión Europa. La fecha fue elegida en memoria del 9 de mayo de 1950, día en que el ministro de asuntos exteriores francés, Robert Schuman, pronunció un discurso para crear la Comunidad Europa del Carbón y del Acero (CECA), que luego se convertiría en la Unión Europa de hoy.

Ayer, reflexionando, fueron muchos los pensamientos que vinieron a mi mente y me preguntaba: para ti, querido europeo, ¿el 9 de mayo es un día para celebrar o para resignarse?

Durante más de una década, Europa ha estado conectada con demasiada frecuencia a la palabra «crisis». Los problemas económicos y la crisis migratoria han constituido un terreno fértil para el nacionalismo y para el populismo de la solución fácil.

Los ciudadanos dan la espalda a Europa y buscan refugio en sus Estados-nación. Desde mi punto de vista, lo hacen de forma engañosa, pues el Estado-nación es una institución del pasado, demasiado grande para abordar adecuadamente los problemas de nuestra comunidad de vecinos y, a la vez, demasiado pequeña para lidiar con los problemas de gran talla como el cambio climático.

Está claro que para contrarrestar el euroescepticismo no es suficiente con elogiar los méritos de la integración europea y contentarse con ver el vaso medio lleno en lugar de medio vacío.

Lo digo alto y claro: hay debilidades en la configuración institucional de la UE e insoportables injusticias sociales a lo largo y ancho de la Unión y dentro de cada región. Pero entonces, si así lo vemos todos, es hora de actuar. Antes que nada, la Unión Europea debe dejar de ser solo un proyecto de la élite política y socioeconómica. Debería ser un proyecto para nosotros y por nosotros. Por ello, debemos tomar la iniciativa y incitarnos los unos a los otros a comenzar a debatir sobre cómo mejorar la UE.

Para terminar, me gustaría que te respondieras a esta pregunta: en concreto, ¿qué significa para ti la Unión Europea?

Clarissa GÖBEL es exalumna Summa Cum Laude del máster en asuntos europeos del Instituto de Estudios Políticos de París (Sciences Po). Graduada en economía y en ciencias políticas, se considera simultáneamente europea, habitante del valle del Rin y alemana. Capaz de comunicar en alemán, inglés, francés y español, ha decidido participar en LA MIRADA EUROPEA porque está convencida de que es absolutamente necesario que se produzca un debate europeo sobre cómo hacer realidad la inherente promesa de la Unión Europea de promoción de un bienestar social y económico para todos los ciudadanos del continente.

Otros artículos de Clarissa GÖBEL en LA MIRADA EUROPEA:

Por qué el Reino Unido es más soberano quedándose en la Unión (mayo de 2016).