La República Checa ha decidido reducir su topónimo a Chequia. Un comité constitucional, reunido en Praga, ha aprobado la nueva denominación. Se aconseja utilizar el nombre simplificado cuando no sea necesario usar la designación formal del país, como en acontecimientos deportivos o con fines promocionales, por lo que a partir de ahora al referirnos al país deberíamos traducir el topónimo Cesko como Czechia en inglés, Tchéquie en francés y Chequia en español.