Los europeos se sienten amenazados y creen ver en su identidad nacional un refugio seguro. Sin embargo, hoy en día la soberanía, revestida de autonomía e independencia, no es más que un mito: nuestras identidades, si bien han de ser fortalecidas, ya no pueden responder a los desafíos del mañana.

Anuncios